Y vendí mi alma al diablo

La vendió Robert Johnson, a cambio de ser el mejor guitarrista y cantante de blues de todos los tiempos:

Estilo desgarrado, desafinado, improvisado, lenguaraz y desenfadado. ¿Nada que perder si sólo se tiene una guitarra y el alma no?

En opinión mía, B.B. King será, junto con Eric Clapton, los mejores bluseros de la historia. El uno por su inconfundible caracter a la hora de imprimirle expresividad a cada nota, el otro por darle una perspectiva mucho más sensible al blues.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Y vendí mi alma al diablo

  1. Dani Garcia dijo:

    que relax da el blus y el Jazz, no me deja ver el video =S da igual, ya lo tocarás en clase seguramente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s